Entrevistas
“Los programas de aprendizaje y desarrollo pueden entregar valor tangible e intangible a una organización”

Con motivo del lanzamiento de la encuesta global Corporate Learning Pulse de 2017, impulsada por Financial Times | IE Business School Corporate Learning Alliance, entrevistamos a Bob Little, co-fundador del think tank The Company of Thought (TCoT), un reconocido analista internacional en temas de aprendizaje y desarrollo corporativo.

 

La encuesta, que fue llevada a cabo entre 1.000 ejecutivos y altos directivos de diversos sectores empresariales de países europeos y asiáticos, muestra que los profesionales senior comprenden y reconocen los beneficios a largo plazo del aprendizaje y el desarrollo del liderazgo, aunque no sea una prioridad número uno en la actualidad para las organizaciones. Así lo manifestó Litlle durante el reportaje, en referencia a un análisis efectuado por VanDyck Silveira, CEO de Financial Times | IE Business School Corporate Learning Alliance, con motivo del lanzamiento del estudio.

 

“Sólo el 24% de los encuestados citan el aprendizaje y el desarrollo como una de las tres prioridades para el año, mientras que el 22% afirma que su empresa debe abordar este desafío en los próximos tres años”, advirtió el especialista, mencionando que en lugar de actividades vinculadas con el aprendizaje, las organizaciones parecen estar más centradas en el crecimiento del mercado (33%), desarrollo y ejecución de estrategias (31%) y gestión financiera (26%).

 

"Si bien esto podría sugerir que el aprendizaje corporativo no se valora dentro de las organizaciones, como sostiene VanDyck Silveira, un análisis más profundo de los resultados revela lo contrario. De hecho, un 58% de los profesionales senior cree que estos programas pueden entregar valor tangible e intangible a su organización; y el mismo porcentaje considera que la educación ejecutiva y el desarrollo del liderazgo son las claves para retener a sus mejores empleados”, reflexionó Little.

 

 

¿Qué aporte de valor a las empresas se identifica en la capacitación corporativa?

 

Bob Little: El 53% de los ejecutivos consultados está de acuerdo en que invertir en sus empleados a través de programas de aprendizaje y de desarrollo de liderazgo, impulsa el cambio y la innovación en su organización. Esto pone de relieve la correlación entre el desarrollo de los colaboradores, y cómo éste puede ayudar a las empresas a cumplir con sus prioridades de negocio, en cuanto a crecimiento, estrategia y buena gestión financiera.

 

En este sentido, el 84% de los profesionales senior cree que los programas de aprendizaje y de desarrollo de liderazgo mejoraron sus conocimientos de negocios, sus competencias y su confianza; mientras que un 83% cree que son vitales para alcanzar los objetivos empresariales, y el 81% dice que la educación ejecutiva y el desarrollo del liderazgo son más importantes que nunca.

 

¿Cuáles son las prioridades de aprendizaje y desarrollo identificadas en la encuesta?

 

Los profesionales senior consultados manifestaron su interés por programas que les ayuden a planificar, implementar y liderar más efectivamente dentro de sus organizaciones. Sus necesidades prioritarias de aprendizaje corporativo continúan siendo el compromiso del cliente, junto con la estrategia y la planificación. Las mayores ganancias en las prioridades de aprendizaje son la gestión de la reputación y el riesgo (de 49% en 2016, a 54% en 2017) y la perspicacia comercial (de 46% a 54%).

 

Los principales problemas de gestión de talento ahora son la contratación, la formación y la educación ejecutiva / desarrollo del liderazgo (cada uno identificado por el 38% de los encuestados).

 

Además, los profesionales senior creen que los programas de aprendizaje y desarrollo deben ser flexibles, prácticos y relevantes. No cumplir con estos criterios son las razones clave para la insatisfacción con los programas de aprendizaje corporativo.

 

Sólo el 47% de los encuestados dicen que los altos líderes de su organización creen que las inversiones pasadas agregaron valor a la organización.

 

¿Qué valoración de la educación ejecutiva actual se desprende del estudio?

 

Ser incapaz de medir los efectos y el valor de los programas formativos es la razón principal para que la gente sienta que los altos líderes no crean que las inversiones en los programas de aprendizaje y desarrollo, agregan valor a una organización. Esto ayuda a explicar por qué el 49% de los encuestados están de acuerdo en que su actual enfoque de la educación ejecutiva y el desarrollo del liderazgo, necesita mejorar. También explica por qué sólo el 44% cree que los ejecutivos de su organización están satisfechos con el enfoque actual de aprendizaje y desarrollo.

 

A pesar de esta visión un tanto pesimista de las percepciones del liderazgo superior sobre la educación ejecutiva y el desarrollo del liderazgo, el 53% de los encuestados dice que los altos líderes creen que las inversiones futuras agregarán valor a su organización.

 

¿Cuál es el impacto esperado de los programas de formación ejecutiva?

 

El 48% de los profesionales senior espera que los programas tengan un impacto positivo en el cambio organizacional. El mismo porcentual tiene expectativas de impacto en la comprensión de la estrategia y visión de su empresa, y el 42% en mejorar el compromiso de los empleados.

 

En cuanto a los resultados empresariales, la mayoría cree que los programas deberían tener un impacto positivo en los ingresos, beneficios y márgenes (58%), en mejorar la participación y satisfacción del cliente (55%) y en atraer a los mejores talentos (51%).

 

Pero como dice VanDyck Silveira, existe una desconexión entre los líderes y otros profesionales senior en el desempeño general de los programas de aprendizaje y desarrollo del liderazgo. Los líderes tienden a calificar a estos programas de manera más positiva que otros miembros de su organización, Mientras que el 47% de los profesionales senior están satisfechos con las inversiones actuales, el C-suite (60%) y los Presidentes / MDs (75%) están aún más satisfechos. Los altos directivos, quienes son los suelen participan en estas iniciativas, son los menos satisfechos (39%).

 

¿Qué resultados se obtuvieron en relación a la medición del impacto de estos programas en las organizaciones?

 

Las organizaciones parecen seguir buscando un enfoque confiable para medir el impacto de los programas de aprendizaje y desarrollo, en sus negocios. Veamos algunos parámetros actuales en relación al año pasado:

  • El 72% de los profesionales senior dijo que su organización trató de vincular estos programas con la satisfacción de los empleados (en 2016, esta cifra fue de 74%), con la satisfacción del cliente (en comparación con el 69% en 2016), y el engagement de los empleados (frente a 73% en 2016),
  • El 68% sostuvo que estas iniciáticas estaban vinculadas con la mejora de ingresos, utilidades y márgenes (64% en 2016).
  • Mientras el 51% de los profesionales senior informan que los programas tienen impacto en su organización, sólo el 37% de los encuestados puede reportar un impacto tangible en la participación de los empleados.

 

Los profesionales senior consideran que es posible mejorar la forma en que la educación ejecutiva y el desarrollo del liderazgo se imparten en su organización. Cuarenta y uno por ciento desean una mejor alineación con los objetivos empresariales, el 40% quiere un mayor compromiso de los empleados y el 37% desea una mejor planificación a largo plazo de los programas.


¿Qué criterios de selección de partners y proveedores para la implementación de programas de educación ejecutiva, se pueden observar en el estudio?

 

La medición reveló tres criterios fundamentales:

  • El 42% de los profesionales senior realizan su elección a partir de los resultados que los partners y proveedores aportarán al negocio.
  • El 41% valora que los contenidos de aprendizaje provistos sea actuales y prácticos
  • El 36% valora la clasificación y reputación del proveedor.

 

Luego de la elección de un proveedor, y de acuerdo a los resultados de la encuesta, ¿cuáles son las exigencias mayormente demandas por parte de las organizaciones en relación a los programas a implementarse?

 

El 27% de los ejecutivos consultados coinciden en que los programas provistos deben ofrecer resultados medibles, y el mismo porcentual requiere que adopten un enfoque personalizado para satisfacer sus necesidades, mientras que el 26% sostiene que los programas deben enraizados en un entendimiento de su organización, y el 25% exige que se alineen con la estrategia y visión de la organización.

 

Julio 2017