Tendencias
Tendencias en el aprendizaje y la evaluación corporativa

El think tank The Company of Thought dio a conocer un nuevo reporte mensual, en el que analiza las nuevas tendencias en el aprendizaje corporativo, la analítica de datos aplicada a proyectos formativos, y el impacto actual de la e-evaluación.

 

En relación a las nuevas tendencias en el aprendizaje corporativo, se identificaron las siguientes:

  • Las empresas están viendo un cambio sísmico en el uso de ‘people analytics’ en el área de recursos humanos. Tras haber encuestado a más de 10.400 empresas y líderes de RRHH, Deloitte Consulting encontró que tanto el aprendizaje, como la contratación, la analítica de talento y la gestión del rendimiento, están experimentando grandes cambios.
  • Según el informe, los nuevos sistemas de aprendizaje constituyen el segmento de más rápido crecimiento en el gasto en tecnología aplicada a RRHH.
  • Los sistemas tradicionales de gestión del aprendizaje (LMS) están siendo complementados o reemplazados por nuevas herramientas. Los vendedores de la próxima generación ofrecen contenido curado, audiovisual y móvil, instancias de micro aprendizaje, y nuevas maneras de aprovechar los cursos en línea externos y el video, en Internet.
  • Los empleados están presionando para que las organizaciones impulsen proyectos de desarrollo continuo de habilidades y carreras dinámicas, y parecen querer que estas instancias de capacitación se produzca en sus teléfonos móviles y tabletas, a través de medios como YouTube, Snapchat, Twitter o Facebook.
  • Las personas quieren aprender en el trabajo, cuando lo necesitan, a través de videos. Este tipo de contenidos está creciendo rápidamente, pero la infraestructura corporativa para soportarlo y permitirlo aún no está presente en el 95% de las compañías, ya que cuentan con LMS anticuados que no fueron diseñados para la administración y distribución de contenidos audiovisuales.

 

Los cinco pensamientos aleatorios propuesto por The Company of Thought son los siguientes:

  • La analítica de datos permite descubrir verdades sobre el pasado y predecir el futuro. Aplicada al aprendizaje puede desmentir mitos, y confirmar o menoscabar intuiciones sobre enseñanza y aprendizaje. El análisis del aprendizaje analítico ha llevado a un replanteamiento de los métodos instruccionales y sus beneficios.
  • Adicionalmente, gracias a la analítica de datos, se ha producido un cambio en la cultura organizacional, migrando de aquella en la cual la calidad estaba implícita, por ejemplo, en credenciales universitarias; a otra que apoya la evaluación sistémica, la mejora continua y una mayor rendición de cuentas a las partes interesadas, basándose en los resultados del aprendizaje.
  • En 2016, la industria de juegos se estimaba en casi 100.000 millones de dólares (las ventas mundiales de películas registraron menos de 40.000 millones en ese mismo período). La verdadera historia detrás de esto, sin embargo, es acerca de cómo la industria del juego se está utilizando para dirigir nuestro mundo. Hoy en día, el hardware utilizado para juegos se usa para impulsar a las máquinas inteligentes, los motores de juego se aprovechan para construir mundos virtuales inmersivos, y la mecánica de los juegos se utiliza para involucrar a empleados y consumidores.
  • Sólo el 8% de los CEO consultados en el reporte LinkedIn’s 2017 Workplace Learning dice que pueden ver un impacto mensurable de las actividades de aprendizaje y desarrollo (L&D) de su empresa. Las organizaciones tienen ahora, junto con a un LMS, un TMS, un HRIS, y herramientas y sistemas provistos por terceros, instancias de aprendizaje auto dirigido, y/o aplicaciones y portales. Están gastando el presupuesto de L&D en micro aprendizaje, en aprendizaje adaptado al ritmo de cada persona, en gamificación, y en aprendizaje móvil, entre otros. ¿Cuán efectivas son esas nuevas iniciativas y técnicas de capacitación? La única manera de averiguarlo es medirlas de manera eficaz y eficiente.
  • El primer paso para proporcionar un impacto mensurable es analizar la eficacia del aprendizaje actual, obteniendo mejores datos de interacción dondequiera que se produzca la instancia formativa. Hoy es posible medir todas las iniciativas de capacitación de una organización, ya que reportan datos de actividad de aprendizaje cada vez más precisos, a través de los flujos de actividad que proporcionan xAPI y LRS (Learning Record Store). LRS brinda una línea de base para el análisis de la formación actual, con datos de evaluación y la forma de desarrollar competencias del alumno, junto a su perfil de rendimiento. La pregunta clave es: qué organizaciones están utilizando xAPI y LRS. Presumiblemente, la cifra es alrededor de solo el ocho por ciento.

 

Tres observaciones sobre la e-evaluación:

  • El aumento de la e-evaluación en todos los sectores continúa, ya que las organizaciones buscan reducir el papeleo, mientras la tecnología mejora. Por ejemplo, Adaptive Comparative Judgment (ACJ) es una herramienta que permite la evaluación por pares y facilita la retroalimentación del estudiante.
  • Esta solución ha tenido un impacto positivo en una serie de casos. La Universidad de Edimburgo ha utilizado ACJ en un enfoque de evaluación para el aprendizaje, que puso énfasis significativo en la evaluación formativa y la retroalimentación, junto con el diálogo, la reflexión autocrítica y la acción a partir del feedback. El Institute of Directors también está migrando de un examen en papel a uno electrónico, lo que permitió a los estudiantes elegir un enfoque más incremental para los exámenes y recibir retroalimentación más rápidamente.
  • Si bien en el Reino Unido está relativamente avanzado el uso de la e-evaluación, todavía hay signos de conservadurismo sobre, por ejemplo, la adopción de supervisores remotos o el uso de modelos BYOD.

 

Julio 2017