Tendencias
Tin Can API: claves de una nueva especificación para el e-learning

¿Por qué incorporar esta nueva norma? ¿Qué diferencia plantea con su antecesora: SCORM? ¿Cuáles son las recomendaciones para implementarla en una organización? ¿Qué ventajas y beneficios aporta? ¿Cuáles son los proveedores de servicios de formación virtual y aplicaciones tecnológicas que ya la adoptaron? Actualidad y perspectivas de la especificación que puede convertirse en el nuevo estándar de la industria de la formación virtual. La opinión y el análisis de cinco especialistas; entre ellos, el responsable de I+D de uno de los primeros proveedores de soluciones de e-learning en adoptar Tin Can API en América Latina.

 

por Constanza Donadío (editora Periodística America Learning Media)

 

(@americalearning) Blackboard, Docebo, Litmos, Dominknow, Articulate, e-ABC America, Adobe, OpenSesame, Rustici, RapidIntake y Questionmark, son algunos de los 44 adoptadores de Tin Can API a nivel global, entre proveedores de servicios de formación virtual y aplicaciones tecnológicas. Un número que está creciendo paulatinamente, impulsado en gran medida por la adopción que han efectuado de ésta especificación algunos de los líderes de mercado. e-ABC America es la única empresa de origen argentino incluida en el Tin Can API Adopters y una de las primeras firmas en sumarse a lo que Daniel Porras ha dado en llamar desde oJúLearning, el SCORM Social.  Aunque las diferencias con su antecesor son sustanciales, como explica en el presente reportaje, el experto argentino Leonardo Rodríguez.

 

Desde el año 2001, SCORM fue un firme aliado de la industria del aprendizaje online, como estándar de facto del e-learning. Sin embargo, durante los últimos 12 años, los avances tecnológicos, que cambiaron la forma de comunicamos, conectamos, informamos, leer y  aprender (y que modificaron también las computadoras, teléfonos y televisores, entre otros dispositivos -principalmente los móviles-), han provocado que SCORM muestre algunas limitaciones, al no poder adaptarse a las nuevas realidades tecnológicas y sociales, de acuerdo a lo que opinan algunos especialistas del sector.

 

“Es por ello que ADL (Advanced Distribued Learning), el creador de SCORM, viene impulsando desde hace unos años el desarrollo de una nueva generación de SCORM, que no solo supere esas limitaciones sino que también incorpore las mejoras que la comunidad de usuarios fue sugiriendo durante tantos años”, apunta Leonardo Rodríguez, director de Investigación y Desarrollo de e-ABC Learning, una de las primeras empresas del mundo en adoptar Tin Can API y la única empresa de origen argentino incluida en el Tin Can API Adopters, a través de su marca internacional e-ABC America.

 

Desde 2011 se está trabajando  en lo que se dio a conocer como Proyecto TIn Can, los orígenes de Tin Can API, también conocida como “Experience API”, que llevó a la creación de una especificación moderna, flexible y que verdaderamente representa una evolución sobre SCORM.

 

“El nuevo nombre describe perfectamente su espíritu, ya que incluye al e-learning  tradicional mediante cursos virtuales pero también abarca a cualquier otro medio de aprendizaje formal e informal, ya sea Web o no, se esté conectado o no y se use una  computadora, tablet, móvil o sea una actividad de la vida real. En definitiva, nos permite registrar cualquier tipo de experiencia que contribuya a la formación de las personas”, explica Rodriguez, manifestando que Experience API es la primera fase de una iniciativa mayor de ADL, llamada “Training and Learning Architecture” (TLA).

 

Para el director de Investigación y Desarrollo de e-ABC Learning, “SCORM nos limita en varios aspectos. Un curso SCORM tiene que estar desarrollado para que funcione sobre un navegador Web y debemos accederlo a través de un LMS. Además, para que sus datos de seguimiento queden registrados tenemos que estar on-line, es decir, debemos estar permanentemente conectados a Internet (o a la Intranet de la empresa)”.

 

“Sin embargo, Experience API nos libera de esas restricciones. Podemos desarrollar aplicaciones sobre la tecnología que queramos, por ejemplo, podría ser una aplicación nativa para iPad hecha en Objective-C  o una en Java para Android. O podría ser un sofisticado simulador para Windows programado en C# o para Linux hecho en C++. Por supuesto que también puede ser un desarrollo para Web hecho en Flash o en HTML5 y CSS3. Las posibilidades son infinitas”, agrega Leonardo Rodríguez. “Con Experience API podemos registrar experiencias de todo tipo y desde cualquier lugar. Y no es necesario que estemos continuamente conectados a Internet durante el tiempo que dura la actividad, esto es una ventaja en muchas situaciones”, asegura.

 

Por su parte, el consultor tecnológico español orientado a proyectos de formación, José Manuel Martín, en su post Tin Can API se refiere a ésta especificación como la siguiente generación del estándar SCORM, cuyo embrión fue, a su criterio, LETSI . “Se trata de una evolución para adaptarse a la nueva realidad, registrar lo que hace un usuario desde: Dispositivos móviles, simuladores, juegos, actividades sin conexión de red, elearning informal, etc. Sin necesidad de un LMS, sin problema de dominio cruzado, sin necesidad de un navegador”, advierte, definiéndola como una revolución.

 

“La idea general es que el aprendizaje no se produce solamente dentro de un LMS, si quieres aprender algo, vas a Google, a YouTube, a Khan Academy, etc, y la actividad ya no es solamente un curso SCORM, es ver un video, leer un artículo, escribir un post, ir a una clase, leer un libro, mantener una conversación.  Tin Can quiere reunir todas las experiencias de aprendizaje a través de declaraciones de estado (statements) y registrarlas en un sistema llamado Learning Record Store (LRS), un sistema que almacena los registros de actividad (learning records) en la nube, que puede estar incluido dentro del LMS o ser independiente, compartiendo sus datos con el LMS o con una herramienta de generación de informes”, añade Martin.

 

A su vez, Daniel Porras, columnista del blog oJúLearning y especialista en e-learning de Sadiel, considera que la evolución que propone ADL no es sólo tecnológica, ya que además propone un nuevo paradigma evaluativo.

 

“Por fin ya no interesa exclusivamente lo que sabemos (conocimiento), ahora prevalece lo que hacemos (acción) para llegar a obtener el de qué somos capaces (saber hacer). Por lo tanto, la meta final de este proyecto queda bien clara. Va encaminada especialmente a aumentar la importancia de la experiencia acontecida sea donde sea: Learning is happening everywhere”, advierte.

 

Una aproximación técnica

 

“En Tin Can API los datos de seguimiento son almacenados  en “Learning Record Store” (LRS), los cuales pueden estar integrados en un LMS o no. Experience API provee los mecanismos para enviar información a los LRS como así también para recuperarla, lo que  permite crear nuestros propios reportes personalizados y también integrarnos con otros sistemas (por ejemplo, de Recursos Humanos)”, describe Leonardo Rodríguez.

 


 

“Para la comunicación entre las experiencias de aprendizaje y los LRS se seleccionaron tecnologías modernas, eficientes, multiplataforma y portables, una gran diferencia con SCORM. Además son tecnologías ampliamente probadas ya que son muy utilizadas en las implementaciones de las redes sociales actuales. Sin entrar en detalles técnicos, las bases del protocolo de comunicación en Experience API son: Activity Stream, JSON y REST”, completa el especialista de e-ABC Learning.

 

En su post Tin Can Api ¿El futuro sustituto del SCORM?, Manuel Escarmena , director de MasQueLearning, analiza cuatro capas de estructuración para el estándar:

Capa nivel 1: en esta capa del Tin Can API  se ha desarrollado una nueva y optimizada versión del estándard SCORM. Permitiendo:

• Realizar el seguimiento en entornos desconectados o semiconectados, es decir, desde cualquier dispositivo (smartphones, tables, gps, etc..),  cualquier servidor o offline.

• Lanzar contenidos fuera de los LMS.

• Mantener un control total sobre la distribución de contenidos y seguimiento del usuario.

• Guardar múltiples resultados para un curso (test incial, test final, etc…)

• Permitir multiples intentos.

• Resultados detallados de las pruebas.

Capa nivel 2: En esta capa se ha desarrollado la tecnología necesaria para poder grabar cualquier actividad de aprendizaje informal. Es decir, cualquier actividad relacionada con las redes sociales (Facebook, Twitter, linkedIn, Youtube, etc..), uso de recursos Web 2.0 (Blog, Wiki, etc), actividades con dispositivos móviles ( Smartphones, tablets, etc..) y actividades fuera de la red.

Capa nivel 3: En esta capa se ha desarrollado el acesso de lectura y escritura de los datos. Tin Can exige que los LRS contengan datos accesibles, permitiendo tanto la grabación de datos, como su lectura. Los LRS pueden ser exportados a herramientas de informes, herramientas de análisis e incluso a otros LRS. Permitiendo el analisis de resultados y contenido.

Capa nivel 4: Permite analizar si la formación realizada es útil para el puesto de trabajo Los flujos de actividad están ganando fuerza como la forma de controlar la actividad de una persona, tanto en las redes sociales como en la empresa. Es decir, los datos reales de rendimiento del trabajo y los datos de ocio están convergiendo.Esto nos permitirá en un futuro identificar los mejores itinerarios formativosy analizar la efectividad y ROI de la formación.

 

¿Por qué incorporar Tin Can API?

 

Para Leonardo Rodríguez, director de Investigación y Desarrollo de e-ABC Learning, los motivos son claros:

• Experience API va a ir gradualmente desplazando a SCORM en los nuevos proyectos, debido a que resuelve las limitaciones de las especificaciones anteriores y a que está diseñado pensando en las nuevas tecnologías.

• Desde su concepción fue ideado para llegar a lugares que anteriormente no fueron considerados. Con Experience API podemos registrar experiencias de cualquier tipo, no sólo relacionadas con actividades de aprendizaje. Por ejemplo, datos sobre el desempeño en tareas laborales reales, información que podríamos utilizar para detectar necesidades de capacitación o mensurar la efectividad de los entrenamientos. Y unido con otros sistemas específicos se podrían utilizar para detectar fallas o vicios de trabajo y para medir la productividad, es decir, que su campo de aplicación se abre enormemente.

• No estamos limitados por un modelo de datos rígido como en SCORM, lo que nos da flexibilidad y libertad para obtener mayor y mejor información sobre las experiencias que creemos para nuestros usuarios. Por ejemplo, podemos desarrollar simulaciones más elaboradas ya que ahora podemos guardar todos los datos que necesitemos para realizar análisis posteriores, incluso podríamos registrar la actividad realizada sobre simuladores reales externos, como un muñeco de RCP, un simulador de avión o un motor de entrenamiento.

• Podemos registrar información transversal a una actividad o a un usuario. Por ejemplo, algo tan simple como mostrar una tabla con los 5 puntajes más altos obtenidos por el conjunto de usuarios es imposible de hacer en SCORM.

• Con SCORM, todos los datos de seguimiento quedan ocultos dentro del LMS que estemos usando, contando sólo con los reportes que nos ofrece el LMS, que son siempre los mismos independientemente del curso y muchas veces pueden no ser como los necesitamos. Para modificar un reporte o hacer uno nuevo tiene que intervenir un programador que conozca ese LMS en particular, el lenguaje de programación con que está desarrollado y la base de datos que utiliza. Experience API, en cambio, nos brinda los mecanismos para que podamos acceder a los datos almacenados, dándonos la libertad para organizarlos, mostrarlos y analizarlos como necesitemos. Podríamos crear un reporte personalizada para cada curso, actividad o experiencia en general.

 

 

En su articulo “5 Ways Tin Can API Revolutionizes eLearning”, Steve Boller, destaca las siguientes ventajas que aporta la nueva especificación:

• Ofrecer conjuntamente grandes volúmenes de datos e iniciativas de e-learning en formas que antes nunca fueron posibles.

• Obtener una clara imagen del ROI en la formación como no se pudo lograr hasta ahora, con un mayor seguimiento que en cualquier otra oportunidad.

• Destraba/ liberar el poder de los dispositivos móviles

• Permite que los juegos aplicados al aprendizaje se muevan hacia una tendencia a la diversión… una necesidad práctica.

• Facilita a los empleados poder justificar y evidenciar su aporte de valor en forma directa, atando al e-learning al desempeño laboral.

 

Recomendaciones para implementar Tin Can API en una organización

 

“Como la especificación es bastante reciente y está evolucionando puede sufrir algunos cambios en el futuro cercano, es por ello que la mayoría de los LMS todavía no la han implementado y si bien algunos ya lo hicieron van a tener que ir adecuándose para acompañar el progreso de la especificación. Entonces, a una organización para quien hoy SCORM le es suficiente le aconsejo esperar a que su LMS implemente la norma y se considere una versión estable”, sugiere Leonardo Rodríguez, en el marco de la entrevista realizada por America Learning Meida, del mismo modo que lo hizo con las demostraciones desarrolladas por e-ABC Learning durante el DevLearn 2012, realizado en Las Vegas (Estados Unidos).

 

“En el caso de que una organización tenga en proyecto la creación de una experiencia de aprendizaje que requiera de las capacidades únicas provistas por Experience API, le aconsejo que comience a dar los primeros pasos interiorizándose en las posibilidades de la especificación, diseñando la experiencia y desarrollando pruebas de concepto y prototipos. Luego puede avanzar en la producción de la solución ya que aunque hubiera que hacer algunos ajustes estos no serían de fondo y se ganaría mucho tiempo”, recomienda el director de Investigación y Desarrollo de e-ABC Learning.

 

“Mientras el LMS de la organización no tenga soporte para Experience API podemos utilizar alguno de los LRS que ya se ofrecen como servicio Cloud Computing. Uno de ellos es ‘SCORM Cloud with Tin Can API support’ de Rustici Software, que es la empresa que colaboró con ADL para investigar, idear y escribir la nueva especificación. Este tipo de servicios son una muy buena alternativa también para empresas que no cuentan con un LMS o que no requieren de todas las características de un LMS o que desean integrar una solución de e-learning con sus sistemas de gestión internos”, aporta el experto de e-ABC Learning.

 

En este sentido, Leonardo Rodriguez explica que al igual que hicieron con SCORM, desde e-ABC Learning estudian la nueva especificación en profundidad. “Creamos nuestras propias herramientas de desarrollo, lo que nos permite afrontar cualquier requerimiento, ya sea de producción de experiencias (contenidos, simuladores, juegos, etc), como también implementación de LMS, LRS e integración con sistemas propietarios”, destaca.

 

Tin Can API  2013 - 2014

 

En relación a las perspectivas de evolución de esta nueva especificación en el corto plazo, las posturas son diversas.

 

Consultado por America Learning Media, Juan Felipe Gómez Nicholls, responsable de la Delegación de Samoo Colombia, empresa especializada en la implementación del Proyecto Sakai, manifiesta que desde la comunidad hispana de Sakai no han visto un interés real por implementarla.

 

“Creo que cualquier afirmación en este momento es prematura. Estoy de acuerdo en que muchas cosas comienzan a pasar fuera de los LMS por lo que estos a su vez están desarrollando diferentes aplicaciones para integrarse con su entorno.  Creo que la Tin Can Api en un futuro puede llegar a ser una solución considerable en esta línea, pero –reitero- que aún es pronto para sacar conclusiones”, sostiene Gómez Nicholls.

 

En tanto, desde su blog, José Manuel Martín, plantea un par de incógnitas:

• El nivel de adopción. Viendo el nivel de penetración de SCORM 2004, después de tantos años, podemos deducir que la industria de e-learning se toma con calma la adopción de las nuevas especificaciones. Es cierto que SCORM 2004 tenía importantes ventajas, sobre todo relativas a la secuenciación, pero no era una revolución. Tin Can sí es una revolución.

• La segunda es el nivel de complejidad. Tin Can supone un cambio muy importante, esto exige un nivel de complejidad mayor.

 

Javier Díaz, director de Binaris, Escuela Digital Avanzada, opina que con esta evolución del estándar SCORM se amplifican las posibilidades de monitorización de los procesos de aprendizaje en el entorno digital.

 

Mientras que Leonardo Rodríguez anticipa que en el transcurso de 2013 la especificación va a evolucionar hasta alcanzar una versión estable y allí comenzará el proceso de convertirla en un estándar. Al mismo tiempo sostiene que se van a incrementar los esfuerzos para darla a conocer y que más empresas de e-learning  la adopten y, a su vez, difundan y apliquen con sus clientes.

 

“Todo esto va a producir que durante estos dos años más productos implementen Experience API, tanto LMS como herramientas de autor, lo que también obligará a que más empresas de desarrollo de contenidos se involucren con la especificación, la pongan en práctica y desarrollen experiencias de aprendizaje más eficaces, creativas e innovadoras”, analiza el director de Investigación y Desarrollo de e-ABC Learning.

 

 

Publicado 26 de febrero de 2013, por America Learning Media